Fran Silvestre: Un arquitecto de esencia innovadora

14 agosto, 2019Nicolas Provoste
Blog post

Texto por: Natalie Fuentes

Nacido en una familia con cinco generaciones de ingenieros (entre ellos el reconocido inventor Valentín Silvestre), a Fran la creatividad y el amor por la ciencia le viene en los genes. Sus grandiosas creaciones y frescos conceptos le han valido el reconocimiento y respeto de pares y público tanto es España como en el mundo. Su rigurosa formación como Arquitecto (Universidad Politécnica de Valencia), Urbanista y Doctor en Arquitectura (Technische Universiteit Eindhoven – Holanda) le ha permitido crear con libertad y trasmitir su esencia a través de su oficio.

¿Cómo empezaste con Fran Silvestre Arquitectos?

“Fue una mezcla de oportunidades. Mi socio fundador trabajó con un arquitecto reconocido a nivel internacional en el extranjero y tras dos años en el estudio de Siza, volví a Valencia para dirigir algunos de sus proyectos en la ciudad, al mismo tiempo yo tenía relación con un interiorista con muchísima experiencia laboral al que le empezaban a encargar proyectos de arquitectura. Todo se dio para que el estudio se creara”.

Cuéntanos más sobre tu equipo de trabajo.

“El equipo está formado por especialistas en el cálculo de estructuras, acústica, instalaciones, diseño gráfico, diseño interior, arquitectura… se produce un ambiente de creatividad compartida capaz de generar una motivación contagiosa, cuidando de lo que está en proceso e ilusionándonos en lo que está por venir”.

¿Cómo puedes definir tu estilo arquitectónico?

“El conjunto de proyectos que forman la arquitectura del estudio tienen por objetivo la búsqueda de la pureza de la forma a través de un lenguaje que, a modo de gramática arquitectónica, tiende a la sistematización del proceso. No tiene tanto que ver con el estilo, que sería la caligrafía, sino con el concepto”.

¿Cómo hacer para que las personas se identifiquen con los lugares en donde viven o trabajan?

“Los clientes son fundamentales. Generamos un proceso de diálogo en el que las personas que vivirán cada arquitectura son participantes y protagonistas. Este proceso le da a cada trabajo la identidad y la profundidad que los clientes proyectan en ellos”.

¿Qué representa para ti un nuevo proyecto? 

“Entendemos a cada proyecto como el primero, el único y el último”.

¿Cuál es el objetivo final de hacer arquitectura?

“Generar y transformar espacios para mejorar la vida de las personas”.

Háblanos sobre el concepto de “sistematización e industrialización de los sistemas en la arquitectura”.

“Últimamente estamos ilusionados con la industrialización en un sentido muy amplio. En el último año hemos investigado con un proyecto, la Membrane House, un sistema constructivo lo más ligero posible, un sistema industrializado que reduce tiempo y presenta una gran precisión de detalles. También con la Atmosphere House que es un mini ecosistema doméstico”.

Un arquitecto.

“Alvar Aalto. Su arquitectura atemporal y precisión en los detalles lo convierten en un buen punto de referencia”.

Un edificio.

“El edificio más representativo para mí es la Alhambra. De hecho, no es un edificio, es una secuencia de jardines y no se puede determinar la forma exacta de la Alhambra”.

Un personaje.

“Andreu Alfaro. A mí me gusta mucho geometrizar mi obra y la escultura da la libertad de investigar, de ir por delante. La concepción arquitectónica de sus esculturas sirve como inspiración a nuestros proyectos”.

Un término.

“Sintalidad: el efecto que produce el grupo como totalidad. Trabajamos en equipo y como tal somos curiosos e intuitivos”.