Andrés Argudo Arquitecto

26 octubre, 2021Anina Crespo
Blog post

Diseñando y construyendo sueños

No lo dudó jamás; desde pequeño supo que su vida se desenvolvería alrededor de la arquitectura. La construcción y visualización de edificaciones en los espacios lo apasionó desde siempre. Asegura que el mayor logro de su carrera ha sido el lograr que sus obras hablen por él y que la gente lo reconozca por su trabajo. Su principal objetivo profesional gira entorno a la satisfacción de sus clientes, en “ver sus sueños cumplidos, sonrisas en sus rostros, edificaciones que responden a sus necesidades y anhelos”. Conozcamos a continuación un poco más del pensamiento y trayectoria de este renombrado arquitecto cuencano que con su visión y obras se proyecta hacia un brillante futuro dentro y fuera del Ecuador.

¿Cómo te defines como arquitecto?
Autodefinirse nunca es fácil, pero podría decir que soy un apasionado de mi profesión, extremadamente detallista y busco constantemente mejorar como profesional y como persona. ¿Cómo y cuándo supiste que querías ser arquitecto? Crecí con un padre ingeniero civil, mi adolescencia siempre estuvo encaminada a continuar en esa rama; iba mucho a construcciones, lo ayudaba con algunas actividades pero durante mi intercambio, cuando tuve la oportunidad de trabajar con programas como AutoCAD, empecé a diseñar objetos y entonces descubrí que lo mío era la arquitectura.

¿Cómo defines a la arquitectura y qué representa esta en tu vida?
La arquitectura es un arte que a diferencia de un cuadro, una escultura o un objeto, debe cumplir con un objetivo funcional que responda a una necesidad. La arquitectura es mi modo de vida, de comunicación, de expresión, no es solo lo que hago sino lo que soy.

¿Crees en los estilos arquitectónicos?
No. Creo que la arquitectura se define por la necesidad funcional de quien la habita y se adapta a diferentes contextos, así que más que hablar de estilos, la arquitectura debe lograr adaptarse correctamente y perdurar en el tiempo.

¿Qué cualidad debería tener todo buen arquitecto?
No podría mencionar solo una, pero dentro de las más importantes destacaría el saber escuchar y entender qué es lo que el cliente tiene en mente, tratar de adentrarnos en sus pensamientos, en sus gustos, en sus anhelos; solo así lograremos ejecutar un buen proyecto.

¿Cómo nació tu estudio de arquitectura?
Desde que me gradúe de la universidad busqué trabajar por mi cuenta, creé mi propio Estudio con un concepto definido de lo que queríamos crear, ofrecer al mercado y alcanzar en lo personal y profesional. Nuestro equipo, basado en la ciudad de Cuenca – Ecuador, actualmente está conformado por profesionales de la arquitectura y el diseño que comparten una visión integral generando funcional y espacialmente arquitectura que aporta a la ciudad y que mejora la calidad y estilo de vida de las personas. Acompañamos y asesoramos a nuestros clientes en todo el proceso de construcción asegurándonos de escucharlos, entenderlos y cumplir aquellos sueños que durarán para toda su vida.

¿Cómo te visualizas dentro de los próximos 10 años?
Como profesional creo que cada día es una nueva experiencia y detrás de todo lo que hacemos siempre hay nuevos retos y sueños; 10 años es mucho tiempo, espero simplemente seguir haciendo arquitectura, siendo fiel a mis conceptos y dejaremos que el tiempo decida lo demás.