Salone del Mobile 2018: Over the top

15 mayo, 2018administrador
Blog post

Arte donde sea que se mires, ideas abstractas que te obligan a verlas tantas veces sea necesario para poder entenderlas y que te deslumbren por completo. Texturas y colores que lucen suaves a la lejanía y cogen tanta fuerza al estar próximas. Ruidos, acentos, risas, rueditas de maletas atascadas o chocándose, murmuros de sorpresas, periodistas, flashes. Ojos encandilados que probablemente se disminuya el efecto al tacto, al palpar el hilar con la forma de las yemas de los dedos.

Sí, historia, innovación pero tradición también. La semana del diseño en Milán es –de lejos- de las mejores exposiciones de consonancia entre el pensar, el hacer y el palpar. Un palpar mínimo para el universo contenido en un salón que alberga casi 300.000 visitantes, en medio de un clima tan cambiante, y al cual casi no identificas una vez cruzas las puertas de entrada.

Probablemente uno se pierda en medio de tanta magia que no sepa a ciencia cierta por cuál de los cien pabellones iniciar, ves a Ozzie, Versace Home, Turri, Armadi, Librerie Design, Porta Tv y vas viendo a cuál artista cazar con mayor premura para que te cuente de dónde proviene su intención, cuál es su idea o cómo pudiese cambiar tu vida su diseño. En medio de todo, uno solo piensa: ¿puedo tener todo esto en mi casa, por favor?, o ¡esto quedaría perfecto en mi sala! Hasta que vas al siguiente panel y te das cuenta que el juego de las texturas hace querer renovar absolutamente todos tus muebles y que pudieses seguir así hasta haberlo probado todo. Esta se vuelve tu rutina hasta el séptimo día.

Una de lasprincipales premisas del salón del mueble es que no des por sentado nada. Es casi literal cuando te das cuenta que no existe nada sencillo, ni decoración que no tenga su justo lugar en la intervención macro arquitectónica del lugar.

La segunda, y que es nuestra favorita, es que aprovechar al máximo el espacio es rendimiento y funcionalidad. Los 60 cm x 60 cm no existen, una mesa de centro pasa a convertirse en mesa de comedor, taburetes en muebles completos, una repisa en toda una dispensa, habitaciones y cocinas plegables en aproximadamente tres pasos. La verdad es que pueden llegar a confundirte un poco los movimientos del presentador, pero entender cómo funciona es lo de menos, la capacidad de impresión es la reina y todos y cada uno de los casi 2.500 expositores saben cómo captar la tuya.

No solo las maderas se elevan, los ideales también. Casi no entiendes el momento que separa el presente con el futuro idealista de la tecnología que comprende cada una de las creaciones que ves. De momento estásobservando un precioso taburete y de pronto te das cuenta que Google está haciendo su debut mezclando hardwares en las salas de la galería de Orlandi.

¡¿Google con muebles?! Sí, tecnología en 3D también y materiales de vanguardia arquitectónica creada por Dassault Systemes que abordan el reto del cambio climático mediante la reducción activa de la contaminación del aire.

Los accesorios siempre harán que quieras volver. No importa mucho si eres clásico o futurista, la bienal EuroCucina, su evento asociado FTK (tecnología para la cocina) y la Exposición Internacional de baños, es en lo único en lo que alcanzas a pensar durante esos días, todos los stands que no viste, las fotos que no tomaste o las ideas que no surgieron para tu habitación.

Para nosotros los casi 230.000 metros cuadrados se quedan cortos. Cambiamos los zapatos casuales por unos sneakers y vaciamos una y otra vez las tarjetas de memoria de los teléfonos y de las cámaras.

La invitación del salón del mueble va más allá, cuando piensas en cuánto viviste en el día, entiendes que es casi un llamado a no descansar en los laureles, sino a mirar más allá de lo que ya se ha logrado y aspirar a la calidad sostenible, la colaboración, la inclusión y el intercambio. Te sientes orgulloso automáticamente de tus paisanos y alabas el talento joven. Escuchas de pronto que en el Salone Satellite, va a reunir a una selección de jóvenes diseñadores de cinco continentes con empresarios, arquitectos, diseñadores de interiores y prensa. El tema de este año converge en “África/América Latina: El Diseño Creciente – Diseño Emergente” y sabes que debes estar presente para aprender.

Creatividad y fabricación hacen vida. Y el trabajo de mano de obra resalta también. Por ahí alcanzas a ver también textiles, diseños, artesanías, tejidos, ves mucho rosa y recuerdas instantáneamente el poder que han logrado obtener las mujeres actualmente.

En verdad lo sencillo no existe y lo comprobamos bien. Los objetos cotidianos, sillas, mesas, sofás, cafeteras y lámparas, con sus formas suaves y comprensibles, abren una mirada a la complejidad que esconde lo aparentemente sencillo y muestra vocación de convertirse en perdurable, dispuestos a sorprender. Las mesas redondas, cuadradas, ovaladas, en cristal, madera o mármol, etc., resaltan de manera visible y juegan incluso con el surrealismo propuesto por Clotet.

Y de aquí se desprende la tercera premisa que nos grabamos, que el diseño y la arquitectura son más conscientes ahora de las necesidades de una sociedad en constante evolución que aprecia el diseño futurista pero también necesita sentir una variedad de pequeñas emociones en una base diaria.

Y esto confabula fielmente con el manifiesto del salón del mueble: diseñando un futuro de alta calidad, innovador y creativo. El perfecto resumen de todo.

Este fue nuestro recorrido de ensueño, síguenos en nuestro Instagram @inhaus_revista, y acompáñanos en la búsqueda de nuevas experiencias.