LEGO también es amigo del medio ambiente

5 junio, 2018
Blog post

Todos hemos crecido jugando con estos pequeños bloques de construcción y todo apunta a que nuestras próximas generaciones también lo seguirán haciendo, ahora de una manera más dinámica, sustentable y amigable con el medio ambiente.

La empresa de juguetes danesa está fabricando nuevas piezas a partir de plástico de origen vegetal para reducir su huella de carbono y por lo tanto el impacto negativo en el planeta.

¿Se imaginan piezas producidas a partir de la caña de azúcar? Ya existen, y provienen del etanol, que vuelve el plástico flexible, suave y duradero. Ahora estas piezas vienen en formas de plantas, árboles y vegetales y prometen convertirse rápidamente en los favoritos de todos.

El material es llamado bioplástico y está certificado por el estándar de calidad de Bonsucro, una organización internacional sin ánimo de lucro que promueve el empleo de materiales de origen sostenible y procesamiento responsable.

Toda esta inversión se estima que ronde los 1,000 millones de dólares, una cifra razonable comparado con los 60,000 millones de piezas que son fabricados año tras año.

Desde 1932 Lego se ha dedicado a la fabricación de juguetes, pero fue en 1949 cuando la empresa danesa dejó de lado la madera como material principal para optar por el plástico como materia prima. Esta iniciativa que se estima empiece a regularizarse en todo su material a partir del próximo año, permitirá decirle a las nuevas generaciones toda la transición que ha tenido uno de los juguetes más populares.