Estas son las casas más WOW del Siglo XX

18 octubre, 2018Emilia Stael
Blog post

Tradición, historia y referencia. Lo que verás a continuación es un buzz de estudio obligado para arquitectos y para cualquier amante de obras de arte adscritas al movimiento moderno.

Acompáñanos a hacer este recorrido en el hogar de algunos de las mentes más creativas y su legado. También puedes tomar nota para que lo tengas en cuenta en tus próximos proyectos:

  1. La máquina de habitar – Le Corbusier, Villa Savoye (Francia)

Si tuviéramos que describirlo en una palabra, sería alucinante. No de gratis es uno de los edificios del siglo XX más significativos de Francia. Por primera vez se emplearon en una casa particular elementos de diseño como los espacios fluidos, los techos planos, las líneas simples y las ventanas alargadas que visualmente permiten disfrutar del paisaje. Aún hoy la casa resulta vanguardista y con técnicas atractivas para aplicar.

  1. Glass House – Philip Johnson, Connecticut (EEUU)

Las palabras para esta casa es: piel y huesos. Una edificación completamente transparente pero minúscula e inesperadamente acogedora, dejando todo el hogar al descubierto. El minimalismo extremo de Philip Johnson simboliza el empuje del Movimiento Moderno americano, pero su principal característica es la capacidad de formar parte de un paisaje. Si eres amante del paisaje y quieres que sea el protagonista en tu vida, una casa como esta es la mejor opción.

  1. La belleza de la artesanía local – Alvar Aalto, Helsinki (Finlandia)

Es sencilla y muy cálida, encierra en sí una magia implícita que más de 10.071 personas han comprobado al visitarla. Seguramente es el humanismo o la conciencia medioambiental que la pareja de arquitectos plasmaron en su creación lo que la vuelven tan especial. A diferencia de muchas otras obras maestras tempranas del Movimiento Moderno, tiene muchos elementos decorativos que recuerdan y celebran la tradición artesana finlandesa.

  1. Efecto teatral – Piero Portaluppi, Milán (Italia)

Para los artistas de las tablas, esta es la casa ideal. El racionalismo de Piero Portaluppi, recluido entre altas magnolias y elevados muros, permite vislumbrar el oscuro glamour del Milán de la preguerra. Sus teatrales interiores mezclan ideas originales y ambiciosamente innovadoras con evocadores detalles cotidianos. Los armarios albergan bonitos vestidos y abrigos de piel, y los baúles de viaje están listos.

  1. Fantasía oriental – Dar Sebastián, Hammamet (Túnez)

Es tan literal la creación de Wright y Elsa Schiaparelli que desarrollaron una fantasía oriental racionalista junto a la playa. Sus amplios y atractivos espacios han servido de escenario para deslumbrar a artistas, celebridades, líderes mundiales y sesiones fotográficas en el siglo XX. Queda poco del mobiliario original y sus lujosos interiores están desgastados, pero la piscina central porticada, su bóveda de arista y el baño de fiesta –espejos y un baño para cuatro estilo baptisterio– aún son formidables.

  1. La huida del ángulo recto – Óscar Niemeyer, Río de Janeiro (Brasil)

Esta casa la podemos definir de una sola manera: erotismo tropical unido al libre albedrío de la naturaleza. El mejor arquitecto de Brasil, Óscar Niemeyer, diseñó esta casa en la selva tropical, ignoró la arquitectura de la “regla y el ángulo recto” y buscó la inspiración en el medio ambiente más próximo: “sus playas blancas, sus enormes montañas, sus antiguas iglesias barrocas y las bellas mujeres bronceadas”. Es un desorden de curvas, vacíos e incursiones sorpresa en el propio paisaje; una roca traza una escalera a los cimientos y se eleva para formar parte de la piscina exterior.

Después de verlas todas, ¿cuál es tu favorita?