Rodrigo Niño: La fusión entre negocios y espiritualidad

23 abril, 2019Nicolas Provoste
Blog post
Texto por: Natalie Fuentes

Si todas las personas en el mundo podrían reconocer la magia que tienen, entonces podrían existir más casos como el del empresario colombiano, Rodrigo Niño.

Rodrigo Niño, CEO de Prodigy Network (Firma de venta de bienes raíces) y de The Assemblage (espacios de co-working), nos pudo contar a través de una inspiradora entrevista en New York, sobre cómo el descubrir su ámbito espiritual e imaginación le abrió nuevas puertas.

En el 2011 fue diagnosticado con cáncer, momento en el que se dio cuenta de la volatilidad de la vida y de cómo la sociedad está sistematizada por el capitalismo dejando como resultado un alto grado de individualismo que evita la búsqueda del bienestar colectivo. Cada cuánto nos preguntamos qué tanto estamos aprovechando la vida que tenemos en las manos.

En ese momento, decidió ir a la selva peruana a tener una experiencia mística a través de rituales que le permitieron encontrarse y conectarse con lo más profundo de su ser. Una experiencia que le abrió las puertas a pensar diferente, a pensar en colectivo.

En este viaje yo vi que el sistema se estaba pasando, gracias a varios medios, a una polaridad positiva, eso quiere decir que debe haber un beneficio individual en función de un impacto positivo, de un bienestar común, un ganar – ganar real.

“Eso es The Assemblage, una manifestación física de esa intención, es un coworking, coliving (hotel) y un espacio para eventos sociales en los que una comunidad de individuos busca una transformación interior y una reconexión con su yo interno”.

Así decidió hacerlo también con su empresa Prodigy Network, la cual ahora es una red global de capital descentralizado, con la cual creó un crowdfunding para que diferentes individuos puedan invertir y proteger su capital, oportunidad que antes solo podían hacer las personas con mucho dinero.

¿…cuál es nuevo paso para la humanidad?, desde una perspectiva que incorpora la imaginación, el pensamiento tradicional y vamos a plantear una alternativa viable y práctica a muchos temas.

Yo diría que lo más importante está por venir.