Contácto

Tendencias del diseño interior en el 2022

Auspiciado por:

El protagonismo de la naturaleza

Año tras año las tendencias cambian y generan un mayor impacto. En el 2022 los hogares serán naturales, con un diseño interior despojado de artificios que utilice  complementos decorativos únicos y muy concretos, con toques modernos para generar un equilibrio. Los muebles también se transformarán en más pequeños y adaptables, con base en la realidad del interior de la casa. 

Los diseños se centrarán en el color verde, para generar un espacio más sensitivo y natural. Se podrá observar en múltiples formas, como: plantas, paredes, mobiliario y complementos. Los materiales reciclados, el papel pintado con patrones únicos y extravagantes, piezas vintage y colores vibrantes acompañarán a esta tendencia. 

Los colores llamativos y las piezas exuberantes estarán presentes, aunque también se puedan crear espacios neutrales y monocromáticos. Todo dependerá del estilo de cada usuario y de lo que desee transmitir a los demás.

La necesidad de generar hogares que conecten con la naturaleza se evidenció, en mayor medida, durante la pandemia. La biofilia es un concepto que tiene como punto de partida los beneficios que trae la conexión e interacción del ser humano con los entornos naturales. Esto se desarrolla en el diseño interior a través de materiales, formas, colores neutros, tierras, verdes, barro y el protagonismo de las plantas que, en conjunto, configuran espacios enfocados en la salud y el bienestar.

En cuanto a las piezas decorativas podremos encontrar diseños vintage o actuales fabricados con materiales sostenibles. Una mixtura de piezas recicladas, restauradas, manuales, artesanales o con historia, que aportan al espacio un estilo ecléctico y elegante.

Estos elementos se complementarán con la tendencia de las curvas y los sofás modulares, que permiten alargar o hacer más pequeño el mueble, dependiendo del espacio en donde se vaya a utilizar.

Además, viene con fuerza el estilo de los años 70, con piezas y estampados retro en muebles, alfombras, paredes o piezas pequeñas. También el uso de cuero, vinilo,  lana de borrego y, sobre todo, el terciopelo.

Por otro lado, el color negro resurgirá y no solo en los pequeños detalles, sino en todo el espacio y en grandes proporciones. Se usará mucho en los armarios, así como en electrodomésticos, grifería, muebles, paredes y techos. El movimiento hacia el color blanco, negro y gris continuará en el baño en azulejos, lavabos y bañeras.

El color verde, los diseños orgánicos y los materiales naturales nos transportan a espacios acogedores, sostenibles, naturales y dinámicos. El 2022 es un año importante para demostrar que el diseño no solo puede ser estético y funcional, sino también respetuoso con nuestro planeta para crear espacios habitables desde la sensibilidad.

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Carrito de Compras

No hay productos en el carrito.